90 / 100

Instaladores de calderas de gas, es muy importante contar con profesionales para la instalación de estos elementos por la seguridad de la vivienda. La caldera de gas es un equipamiento básico de una instalación de gas y permite que tengas agua caliente y calefacción en tu hogar. Debido a que existen diferentes tipos de calderas, se necesitan instaladores de calderas de gasóleo, gas o eléctricas que estén perfectamente capacitados. Te hablamos más sobre este tipo de instalaciones a continuación.

Instaladores de calderas de gas

Nosotros podemos ayudarte, como  instaladores de caldera de gas que necesitas, porque tenemos años de experiencia en esta área. Solamente debes darnos las indicaciones de tu espacio y nosotros haremos el resto.

Además, encontrarás el equipo ideal a bajo costo. Nuestros principales trabajos son:

  • Desmontar e instalar nuevas calderas.
  • Ajustar tomas de corriente y de agua caliente para calderas mixtas.
  • Montar ductos de ventilación y reciclaje de aire para calderas de gas por condensación.
  • Mantenimiento, revisión y ajustes de calderas de gas y de los cables de desagüe.
  • Reparar fugas de gas o algún otro inconveniente.
  • Instalar modelos tales como calderas de humo.

instaladores de calderas de gas

Calderas de gas simples y mixtas

Las calderas de gas son aparatos que se conectan a la instalación de gas y permiten que tengas calefacción, y muchas veces también agua caliente sanitaria (ACS). Los instaladores de calderas de gas profesionales, te asesoran durante la instalación.

Existen las calderas simples, que solamente proporcionan calefacción. Y también las mixtas, que proveen calefacción y agua caliente. La mayoría de los clientes prefieren las calderas de gas mixtas.

Para diferenciar una caldera simple y una mixta,  solo tienes que fijarte en la cantidad de tubos que salen del aparato. Una caldera simple consta de 3 tubos: uno de salida y retorno de la calefacción y la entrada de gas por otro lado. La caldera mixta consta de 5 tubos, agregando también el de entrada y salida de agua.

Recuerda también que una caldera y un calentador no es lo mismo. Los calentadores solo sirven para proporcionar agua caliente sanitaria. Consulta cualquier duda a tus instaladores de calderas de gas.

Tipos de calderas de gas según su suministro

Puedes encontrar diversos tipos de calderas de gas para los diferentes combustibles gaseosos y con funcionalidades y tecnologías diferentes. Debes elegir el modelo que se adapte a tus necesidades. Así que aquí te mostramos los diferentes tipos de calderas de gas:

  1. Gas natural: el gas natural es el combustible más económico, por lo tanto, esto te asegurará un mayor ahorro. El suministro de gas natural es continuo, así que no tendrás que estar pendiente de rellenar un depósito o comprar bombonas.
  2. Propano: estás se utilizan más en lugares donde no está disponible el gas natural. Si el propano va a usarse para calefacción, es necesario un depósito de propano.
  3. Butano: este gas sólo se suministra en bombonas, por lo cual, no es apto para calefacción. Pero sí existen calentadores a butano para obtener agua caliente.

instaladores de calderas de gas

Actualmente puedes encontrar calderas de gas que se adaptan a cualquiera de estos combustibles, solamente debe cambiarse la configuración en la centralita. Aquellas calderas que no tienen este tipo de tecnología, se les debe realizar una adaptación mediante un kit de transformación. Pero esto sólo puede realizarlo los profesionales instaladores de calderas de gas.

Si hoy día dispones de una caldera de gas de propano o butano, te recomendamos cambiarla por una de gas natural. Esto es porque las calderas que tienen más de 15 a 17 años empiezan a dar problemas. Además, podrás ahorrar hasta un 30% en tus facturas y ayudarás al medio ambiente, pues son menos contaminantes.

Tipos de calderas de gas según su combustión

Depende de la forma en que hayan sido creadas para quemar su combustible, existen dos tipos de calderas:

  • Atmosféricas: este tipo de calderas utilizan el oxígeno en la estancia para generar combustión. En el 2010 se prohibieron este tipo de instalación de calderas porque no son muy seguras.
  • Estancas: tienen una cámara sellada de forma hermética dónde realiza su combustión. Recoge el oxígeno a través del tubo de evacuación de humos, ya que dentro de él hay otro tubo por donde entra el aire. Es necesario un ventilador para recoger el aire del exterior. Este tipo de calderas son más seguras que las de gas atmosféricas.

Tipos de calderas de gas según su tecnología

Con la aparición de las nuevas tecnologías, han aparecido calderas de condensación, que permiten aprovechar el calor latente del gas que se escapaba por la salida del humo. Así que existen calderas de bajo NOx y calderas de condensación:

  • Bajo NOx: estás calderas de gas estancas se caracterizan por la reducción de dióxido de nitrógeno.
  • Condensación: son calderas estancas que ahorran un 20 y 30% de combustible. Además de ser menos contaminantes. Esto es posible gracias a un economizador que aprovecha el calor residual de los humos y precalienta el agua de entrada.

También existen las calderas sin y con microacumulación. Las de microcumulación tienen un pequeño depósito que mantiene una pequeña cantidad de agua caliente para que esté disponible cuando se abra el grifo. De forma que el usuario no tendrá que esperar mucho tiempo a que salga el agua caliente.

¿Cómo funciona una caldera de gas?

Los instaladores de caldera de gas, te darán los consejos para su mantenimiento. Una caldera de gas estanca por condensación funciona de la siguiente manera:

  • El termostato detectará si la temperatura es baja y activará el sistema de calefacción.
  • El gas ingresará a la caldera por la tubería hasta la cámara premezcla y el oxígeno entrará por un tubo procedente del exterior al mismo lugar. Luego se mezclará el oxígeno y el gas.
  • Un ventilador permitirá que la mezcla del oxígeno y del gas asciendan hacia el quemador, que tiene forma circular.
  • La bujía producirá una chispa que hará encender el quemador.
  • Las tuberías de agua se encuentran enrolladas en forma de bobina alrededor del quemador. Estás se calientan por las llamas y también por el calor del humo que recorre toda la cámara.
  • Cuando se haya aprovechado el calor del humo, será expulsado al exterior por la salida de humo. Esto producirá condensados en forma de agua, que descenderán por la tubería hasta un desagüe.
  • Si el flusostato detecta que se necesita agua caliente, la válvula de tres vías cortará el circuito de calefacción y se abrirá el de agua caliente sanitaria.

No todas las calderas de gas tienen el mismo funcionamiento. Por ejemplo, una caldera de condensación no funciona igual a una que no lo es. Porque está última tiene un diseño diferente, y por lo tanto, su funcionamiento también.

Aspectos a tomar en cuenta para  instalar una caldera de gas

¿Necesitas instaladores en calderas de gas?. Primero, debes saber que la instalación de una caldera de gas debe hacerla un profesional de esta área. La instalación de la caldera variará si piensas instalar una solo para calefacción o una caldera mixta, ya que está última tiene que conectarse con el circuito del agua.

También debes tomar en cuenta si se trata de una caldera mural, que debe colocarse en la pared. O una caldera de pie, la cual se sitúa en el suelo. Las calderas de pies tienen mayores potencias y cuentan con un acumulador de agua de gran volumen integrado.

Al momento de realizar la instalación de una caldera de gas, también se necesita un certificado de instalación de caldera que garantice que funciona en perfectas condiciones y que también cumple con las normativas vigentes. Por ello es importante que contrates los servicios de instaladores de calderas de gas profesionales.

Cambio o renovación de calderas de gas, gasóleo o eléctricas

Puedes conseguir con nosotros el asesoramiento personalizado para el montaje o la sustitución de tu caldera por una nueva. Renovar las calderas viejas puede suponer un gran beneficio en el consumo de energía y también de las emisiones contaminantes, además de disfrutar de mayor confort.

Así que si necesitas cambiar tu antigua caldera, nosotros podemos asesorarte al respecto. También ofrecemos un servicio de acuerdo a tus necesidades.

Alternativas a las calderas de gas

Aquellos usuarios que no tienen acceso al gas natural y tampoco quieren utilizar propano o butano, pueden optar por las calderas de biomasa, que utilizan desechos orgánicos para generar calor. Sin embargo, estas calderas tienen un precio mucho más elevado y tienen como desventaja que el usuario debe estar pendiente de que no se le agote la reserva de combustible.

Están también las estufas de pellets, que se instalan en el salón de la vivienda, pero estas solo sirven para generar calefacción y no agua caliente sanitaria.

Existen las calderas de gasoil, con una instalación más costosa que las calderas de gas y requiere de un depósito para almacenar combustible.

Instaladores de calderas de gasoil

Las calderas de gasoil son aparatos que utilizan gasóleo para generar agua caliente sanitaria y calefacción. Las calderas de gasoil son una de las opciones más utilizadas después del propano cuando una vivienda no cuenta con la instalación de gas natural. Su instalación es más costosa debido a que su peso es bastante mayor, y esto supone que el coste del precio de mano de obra sea más alto. Mientras que para la instalación de una caldera de gas se necesita solo una persona, para las calderas de gasoil se necesitan dos.

Si esta caldera se va a instalar en un piso, lo más recomendable es que se realice en la terraza. No dudes en ponerte en contacto con nosotros para encontrar los mejores instaladores de calderas de gas o de gasoil.